Ultracavitación

Para reducir la grasa localizada

¿Qué es la ultracavitación?

Es un fenómeno producido por ondas mecánicas en un líquido. Consiste en la generación de variaciones de presión, cuya consecuencia es la producción de microburbujas en el seno de un líquido, las cuales, crecen paulatinamente y se fracturan generando ondas de choque.

¿Qué efecto produce?

Las ondas de choque generadas por la cavitación producen la disrupción de la membrana celular del adipocito con la consiguiente difusión de la matriz lipídica (triglicéridos) al espacio intersticial. El proceso por medio del cual el contenido lipídico se dispersa en el líquido intersticial se denomina emulsificación. Por lo tanto, podemos inferir que el resultado de la cavitación ultrasónica del tejido graso es la emulsificación del contenido lipídico.

¿Cómo se elimina el producto residual de la cavitación ultrasónica?

El contenido emulsionado es recogido por el torrente circulatorio y linfático, los residuos metabólicos son eliminados de forma natural por el organismo.

¿Cuáles son las principales indicaciones?

Se utiliza fundamentalmente en adiposidades localizadas, sobrepeso leve y celulitis

¿Es aplicable en cualquier parte del cuerpo?

Se aplica donde exista adiposidad localizada y celulitis. Las zonas más frecuentes son abdomen, flancos, glúteos, muslos, pantalón de montar y cara interna de rodillas.

¿Qué resultado se obtiene con su aplicación?

El resultado que se obtiene es la reducción del espesor de los pliegues de tejido adiposo. La realización del protocolo de tratamiento sugerido, con sus combinaciones terapéuticas otorga además la reducción del contorno y perímetros corporales.

¿Es un tratamiento invasivo y doloroso?

No. Es un tratamiento no invasivo. No requiere anestesia. El paciente puede retomar sus actividades cotidianas inmediatamente después de cada sesión.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Aproximadamente entre 8 a 12 sesiones para obtener un resultado acorde a las expectativas de las pacientes. A partir de la 4ta sesión se pueden visualizar los resultados estables, aunque desde la primera sesión los perímetros de las zonas Tratadas presentan disminución. Para obtener los resultados deseados es necesario acompañar el tratamiento con una ingesta de alimentos hipocalóricos, abundante líquido y realizar actividad aeróbica.

¿Cuál es la duración total de la sesión?

Cada zona de tratamiento se trata durante 10 minutos aproximadamente, dependiendo del pliegue a tratar. Asimismo, se sugiere la aplicación en no más de 4 zonas.

¿Qué sugerencias debe atender el paciente para respaldar el tratamiento?

Actividad física aeróbica de una duración aproximada de 25 minutos posterior a las sesiones e ingesta de al menos 2 litros de agua por día.

¿Cuáles son los posibles efectos adversos al tratamiento?

No presenta daño estructural en los tejidos circundantes a la zona tratada debido a las diferentes densidades que presentan los mismos. Solo en ciertas ocasiones pueden formarse pequeñas vesículas las cuales desaparecen en horas, o bien un eritema que luego también desaparece con el tiempo.