Radiofrecuencia

Contra la flaccidez

¿Qué es la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia es una excelente alternativa para el tratamiento de flaccidez cutánea facial como corporal. Debido a la frecuencia utilizada se obtienen efectos beneficiosos a corto plazo que se mantienen en el tiempo. Produce un calentamiento profundo que se genera de adentro hacia afuera y que afecta a la piel y el tejido graso subcutáneo. Los beneficios de este método son los siguientes:
  • el drenaje linfático de la zona tratada, lo cual permite disminuir el edema y liberar las toxinas que se encuentran embebidas en los adipocitos del tejido afectado con celulitis.
  • un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante.
  • la formación de nuevo colágeno, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente. La lesión térmica controlada se verá acompañada de migración de fibroblastos, lo cual reforzará aún más la estructura de colágeno, dando como resultado un rejuvenecimiento de la zona tratada.

¿Cuáles son sus principales indicaciones?

  • radiofrecuencia facial: foto-envejecimiento, envejecimiento cutáneo facial.
  • flacidez cutánea corporal
  • piel de naranja en celulitis
  • tratamientos post-parto

¿Es un tratamiento invasivo y dolororo?

No. Es un tratamiento indoloro, no invasivo.

¿Cuánto dura la sesión?

Dependiendo del área a tratar, pero aproximadamente 10 minutos por zona corporal de 10 x 10 cm.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Aproximadamente entre 8 a 12 sesiones para obtener un resultado acorde a las expectativas de las pacientes. El efecto se manifiesta inmediatamente de finalizada la sesión siendo progresivo y gradual con el tiempo, llegando a un punto óptimo a partir de la 6ta sesión.