Prolapso genital

Normalizar el volumen vaginal

Es un problema muy común que afecta aproximadamente al 45% de la población femenina y es una de las indicaciones más frecuentes de cirugías ginecológicas.

Las pacientes generalmente llegan preguntando por una sensación de peso en la región genital, sensación de bulto palpable al higienizarse, dificultad en las relaciones sexuales o cierto grado de disfunción defecatoria.

El tratamiento también dependerá en cuánto le afecta su condición en la calidad de vida. En general, si es leve, se hará un tratamiento conservador con rehabilitación pelviperineal kinésico, estrógenos vaginales en la mujer menopáusica e incluso el uso de pesarios en la mujer mayor.

Pero si esto no funciona o la paciente considera que afecta mucho su bienestar, se puede hacer un tratamiento quirúrgico, que en la mayoría de los casos se puede hacer por vía vaginal y consistirá en devolver los órganos prolapsados a su lugar, consiguiendo con ello normalizar el volumen vaginal.