Perineoplastia

Devolverle la elasticidad y funcionalidad del periné

La perineoplastia consiste en realizar una intervención quirúrgica para devolver la elasticidad y funcionalidad del periné, que es la región situada entre la entrada a la vagina y el ano. Cuando esta zona es joven tiene una apariencia elástica y tersa. Sin embargo, tras uno o varios partos (depende de lo traumáticos que sean) e incluso si se practicó una episiotomía, la cual agrava la situación, puede generar en algunas mujeres una laxitud en dicha región.

Es aconsejable realizar ciertos ejercicios para tonificar la musculatura de la pelvis y el periné. Sin embargo, la mejoría que obtienen algunas pacientes es limitada, prefiriendo una corrección quirúrgica.

La perineoplastia es una intervención sencilla. Consiste en tensar la musculatura del periné, devolviéndole así su elasticidad y funcionalidad. En aquellas mujeres que tienen una dilatación importante, se asocia con un estrechamiento del tercio externo de la vagina, mejorando la satisfacción en sus relaciones de pareja.

La recuperación suele ser rápida y poco molesta, pudiendo reincorporarse a su actividad laboral en dos o tres días. Deberá pasar un mes aproximadamente para poder tener relaciones sexuales.