Masajes terapéuticos

Masajes descontracturantes y reductores

El masaje es una serie de maniobras manuales que se realizan sobre una parte o superficie del cuerpo para conseguir una serie de efectos:

  • Mejorar nuestro rendimiento diario
  • Ascender la temperatura de la piel y de los tejidos, para así incrementar la afluencia de sangre en la zona que masajeamos y mejorar el estado nutritivo de la piel y de los músculos.
  • Limpiar la piel, eliminando células muertas.
  • Aumentar el tono, la elasticidad y la capacidad de contracción del músculo.
  • Relajar tanto física como psíquicamente.
  • Mejorar la resistencia al trabajo y alejar la sensación de cansancio.

Masaje descontracturante

El masaje descontracturante es un masaje profundo que combina técnicas de movilización articular con un masaje relajante que no sólo alivia tensiones musculares, sino que también aumenta el flujo sanguíneo y el linfático, promoviendo la eliminación de toxinas, otorga una profunda relajación corporal y mental, reduce el stress, mejora el sueño, y devuelve al organismo una placentera sensación de bienestar general. La duración de la sesión es de 60 minutos.

Masaje reductor

El masaje reductor es una terapia que ayuda a movilizar el tejido adiposo en personas con sobrepeso y grasa localizada, reduciendo medidas. Los masajes se realizan en las zonas donde más se fijan las grasas, y de esta manera se podrán reducir los depósitos grasos y lograr una mejor circulación sobre las zonas más afectadas. Estos masajes lograran reducir algunos centímetros de la zona a tratar, ya sea en piernas, glúteos, cintura y brazos. Es muy importante tener presente que este tipo de técnica solo es un complemento para modelar nuestro cuerpo.

La duración de la sesión es de 30 minutos.