Microdermoabrasión con punta de diamantes

Corregir las imperfecciones de la piel

La microdermoabrasión es un método altamente eficaz para tratamientos superficiales de las imperfecciones de la piel. Este procedimiento no es quirúrgico ni doloroso, inclusive agradable para la paciente.

El mecanismo es sencillo; las puntas de diamante desgastan la superficie de la piel, mientras que van succionando los desechos que se producen. Así se remueven las células muertas, y se propicia la consecuente regeneración tisular.

Indicado en área de monte de venus, cara interna de muslos y región inguinal para el tratamiento de foliculitis, vello encarnado, cicatrices planas e hipertróficas asociadas a los anexos dérmicos.